Hará PRI un decálogo que pueda vender a la sociedad

Hará PRI un decálogo que pueda vender a la sociedad

cen

 

 

Van priistas por la gubernatura,

pero antes hay una parada 2016

 

 

El PAN no nos ganó, perdimos por la división: Leobardo Alcalá

Raúl García Salguero

 

Tijuana.- El delegado del CEN del PRI, Leobardo Alcalá Padilla, dijo sobre el proceso electoral del 2016: “Vamos con los mejores, no importa de qué grupo”. Sentenció que vino a Baja California a ganar, y advirtió que no le va a temblar la mano para tomar decisiones que se requieren para comenzar a recuperar la Gubernatura de dos años, pero antes hay una parada en 2016.

Invitado especial a la reunión del Grupo Reyes Heroles, que preside don Francisco de la Madrid Romandía, y que ha sido la más concurrida de los últimos años, en su mensaje de 20 minutos reveló que estuvo en las elecciones del 2013.

Y aseguró: “Lo digo, sabedor de lo que mis palabras pueden generar, pero las grandes divisiones nos han partido, se los digo en serio, el PAN no nos ganó, perdimos nosotros”, y afirmó, ofreciendo respeto a las damas, “no me vengo a hacer pendejo”.

Además de Alcalá Padilla, como invitados especiales a la reunión estuvieron el doctor Juan Medrano Padilla, del Grupo 21; José Ángel Cardona y Alberto Carrillo, de la Agrupación Política de Baja California (APBC), y Gabriel Merino Fausto y su esposa, un hombre que tiene más de 20 años de experiencia en la industria maquiladora.

En el esperado mensaje, Leobardo Alcalá indicó que ha tenido reuniones con militantes priístas y recibe comentarios agudos, porque algunos “sienten temor de que tengamos que reemplazarlos, a decir que tengo 50 años en el partido y por qué va a venir la señora de enfrente”.

Dijo que ha estado muy a gusto en Baja California, pero que la comodidad se podría acabar a la hora de comenzar a tomar decisiones, y adelantó: “Las elecciones se ganan con rentabilidad electoral y en eso no me va a temblar la mano”.

Señaló que el reto es seleccionar como candidatos “a quienes sean los mejores hombres y las mejores mujeres, sean de los grupos que sean, pues tenemos que jugar con ellos y tenemos que ir a la sociedad y tenemos que ir con la gente que se mete verdaderamente a las calles, porque también descuidamos eso, entre el compadre, el primo, el sobrino de no sé quién, lo que sucede en Baja California, sucede en todos lados”.

Después de reconocer el trabajo a favor del priísmo de los miembros del Grupo Reyes Heroles, que le presentó Jorge Matamoros, maestro de ceremonias, porque han sido líderes del PRI como René Treviño, Enrique Cobian, Francisco Bazán, Carlos Esquerra y Fransicana Krauss, de manera coloquial habló claro y de frente de lo que busca para ofrecer a la ciudadanía.

“Yo, en un momento más, voy a ir con el Presidente Municipal, con los regidores y diputados de Tijuana, para salir hoy a medio día con un solo proyecto. Tenemos que hacer un decálogo que le podamos vender a la sociedad y le podamos decir, esto es lo que quiere el PRI”.

Adelantó: “Así vamos a trabajar, podemos cometer errores, pero el que los comete puede tener tiempo de rectificar. El problema es que después de una elección, ya no es tiempo de rectificar, hay tiempo de llorar”, aseguró el exdiputado federal.

Y se dirigió a los presentes: “Hay muchos viejos, expresidentes, y lo digo con todo respeto a quienes están en esta mesa: ustedes ya pusieron un granito, o pusieron un pedazote para que el PRI fuera lo que ha sido, ¿qué nos hace falta? Ojalá podamos ayudarnos para encontrar la solución”.

Sobre la dirección del PRI en el Estado, que dejará Nancy Sánchez porque ha asumido nueva responsabilidad como diputada federal, apuntó: “Se van a tomar decisiones. El tema del relevo en la dirección de nuestro partido en el Estado. Muchos se han quejado de que yo no asumo la responsabilidad, pero se los digo con honestidad, yo no soy de acá, yo espero que mi función sea de contención con muchos para que el PRI pueda estar lo más sano posible”.

Conocedor de que al interior del partido se vive una lucha encarnizada por la dirección y por las candidaturas que se vendrán en breve, apuntó “el PRI ya no se puede fracturar. Es nuestra institución, es nuestra casa, y yo cabalmente asumiré la responsabilidad que me corresponde”.

“Yo voy a pedir después un voto de confianza, porque la idea es que haya un hombre y una mujer que pueda estar en medio, pero el tratar de sumar para poder en la colectividad tener una representatividad, no solo en el directivo estatal sino en los municipios, y poder empezar a trabajar con un proyecto que empezó hace un mes, en septiembre.

“La primer parada es ganar el 2016 y gobernar a partir del 2019 en la campaña de dos años, y después empezar con los triunfos para los bajacalifornianos en el 2021. Tenemos con qué hacerlo, la gente está motivada, sí, algunos están, créanme, tengo una cara muy hosca, pero no soy tan así, pues tengo que asumir el pedazo que me corresponde pero con la suma de todos.

“¡Ojalá, quienes ya nos sentimos desplazados, generalmente hablando, tengamos la capacidad y la madurez de poder presentarnos con los jóvenes. Vamos a hacer foros que vienen por parte del centro, pero con la idea de hacer un planteamiento para hacer cosas locales”.

En la primera parte de su mensaje, dijo que “hoy cumplo tres semanas de estar en Baja California y ofrezco disculpas a quienes con los que no he podido platicar”.

Se dijo orgulloso de estar en el Grupo Reyes Heroles, y les dijo y se comprometió “reciban un saludo en particular a usted, don Francisco, de parte del presidente del partido, don Manlio Fabio Beltrones, sabe que estamos aquí y le enviaré la fotografía como prueba de cómo nos están tratando”.

Muchos de los asistentes estudiaban sorprendidos de que el delegado del CEN del PRI nombrara a las cosas por su nombre, pues se escuchó sincero al afirmar: “Vengo con mucha ilusión, si a Baja California le va bien, a mí me va bien. Pero, si a Baja California le va regular, a mí me va a ir muy mal, y si le va mal a Baja California, yo me regreso a mi casa”.

Dominando el escenario y desde el centro de la sala del domicilio de don Francisco, Leobardo Alcalá reconoció: “No tengo edad para cometer tonterías, aquí a muchos les gusta hablar de frente, y vengo a construir. Traigo una instrucción precisa de mi amigo y ahora presidente del partido, Manlio Fabio Beltrones, de venir a construir”.

La atención de los asistentes estaba como en pocas ocasiones, el discurso es de un hombre que sabe lo que se ha padecido en esta región, porque aseguró que estuvo y siguió de cerca la elección del 2013, y criticó el que pocos recuerden la primera derrota con Margarita Ortega Villa, y se colocó en 2015.

“Vengo a servir como enlace con las fuerzas políticas, primero del partido, primero del PRI, primero de cada uno de los municipios, intentar construir, no puede ser posible que Margarita ya mucha gente ni se acuerda como la primera que perdió, y si se acuerdan de quién ganó porque, por aquí lo decía López Mateos, esta es la entrada de la República, es la puerta por donde entramos a México, y eso tiene un significativo muy alto.

“Llevamos 26 años y vamos a cumplir 30 que no hacemos gobierno. El primer diagnóstico, lo digo con toda claridad, y hay que hacerlo así, hay que reconocer el pasado y los errores que hemos cometido. Manlio lo dijo y yo lo suscribo, vamos a cerrar las puertas para que nadie salga del PRI, y vamos a abrirlas para que quien quiera entrar, que entre.

“No nos alcanza con lo que tenemos para llegar a una victoria y eso lo tenemos que reconocer. Y lo digo, sabedor de que mis palabra pueden ocasionar prurito, pero las grandes divisiones que hemos tenido, nos han partido.

“Y se los digo en serio. Estuve aquí en el 2013. El PAN no nos ganó, perdimos nosotros. Y perdimos por 20 mil cosas, créanme, y con mucho respeto a las damas, no me vengo a hacer pendejo. Vengo a trabajar, vengo a tratar de hacer que las cosas funcionen, vengo a tomar decisiones y las decisiones traen riesgos y esos riesgos, tendrá uno como hombre y como responsable, qué asumirlos cabalmente”.

Precisó que: “La idea es que tengamos una estructura por la que podamos navegar por los diferentes grupos que hay, porque ya no nos queda tiempo, no podemos andar sacando candidatos al 15 para las 12, con todo mundo atropellado y todo mundo herido, causando grandes divisiones”.

“Ahorita me saludó Paco (se refería al nieto de don Francisco, el más joven de la mesa, creo), y me gustó su expresión, de un joven responsable, y le digo, vienes muy elegante, y me dijo, el evento así lo amerita, cuando un joven lo dice, yo digo, ya nadie quiere responsabilizarse, ¿en dónde nos estamos perdiendo?

“Baja California y Jalisco tienen muchas cosas en común, aquí ustedes empezaron con sus mañas de perder las elecciones y se las heredaron a Jalisco, pues en la siguiente elección perdimos, y llevamos tres sexenios perdiendo, ustedes van para cinco sexenios perdiendo.

“Jalisco y Baja California somos líderes con los jóvenes; en las Olimpiadas, en todas las justas académicas y deportivas; Baja California, con el Estado que tiene, y si no hay mucha inversión o sí, somos muy parecidos en eso, yo me pregunto dónde nos perdimos y perdimos el liderazgo”.

Él mismo respondió: “Nos empezamos a contaminar y pido a muchos, con el respeto a la edad de cada uno, que tratemos de sumar y tratemos de jalar jóvenes y tratar de platicar con ellos. Tengo dos hijas, una de 26 y otra de 20; y Renata fue a una fiesta, y me dijo, papá, me fue muy bien, bailé, pero ¿qué crees?, me sacó a bailar un ruco. Y dije yo, pues qué no era una fiesta de jóvenes, sí, pero este ya tenía 31 años”.

“Lo digo porque creo que nos hemos aislado, la política debe de humanizarse, yo tengo 55 años y a esta edad ya lo ven a uno muy viejo. Y yo creo que el tema de humanizar, el tema de la atención, el tema de por qué los partidos políticos pierden elecciones y por qué Baja California tiene el 70% de abstencionismo. Simplemente porque se hartó de los partidos y de los políticos”.

La reunión, a diferencia de otras ocasiones, se alargó hasta casi las 11:00 horas, la mayoría de los asistentes querían comentar algo, el desayuno fueron enchiladas rojas, lo que disfrutaban los políticos que, junto a don Francisco de la Madrid, soñaron con este grupo, que en 2015 cumplió sus primeros 25 años de vida.

Leave a Reply