Hoy te voy a contar…

Hoy te voy a contar…

beso
Que alegría tan grande viven en “Un beso por Tijuana”
Raúl García Salguero
Aunque no me lo creas pero que alegría tan grande vivieron los asistentes a la edición 2015 de un “Un beso por Tijuana” la noche del Día del Amor y la Amistad en el exclusivo salón principal del Club Campestre, esfuerzo de las Amigas de El Trompo, Museo Interactivo.
Con el apoyo de sus maridos, las incansables amigas de El Trompo preparan evento social político apartidista, cena de gala, rifas, música en vivo pero los más importante fue la camaradería de este gran encuentro familias al que asiste una selección de la selección de gente bonita forjadora de la ciudad.
Las “Amigas de El Trompo” han logró captar la atención de la ciudadanía más selecta de esta ciudad, cada una de las mesas tiene un responsable de coordinar a sus invitados, es casi imposible asistir sin la invitación de las mujeres que apoyan a recaudar recursos para este educativo museo orgullo de los tijuanenses.
Ver saludos amigables y estrechones de manos de orgullosas parejas que en Tijuana han hecho historias de éxito es una experiencia inolvidable, que en esta ocasión la más feliz de la noche era Raquel Stavinski presidente del Consejo, y Rosario Ruiz, directora.
Desde el arribo al Club Campestre, las amigas de El Trompo, Raquel y su hija Ana mostraban su capacidad de organización, el ex presidente de Canirac, consejero del Comité de Turismo y Convenciones de Tijuana y consejero del museo, Felipe Pavlovich  hacia la atenta recepción de invitados y lo hacía con una fineza que solo él sabe hacer.
Los invitados pasaban a la mesa de registro, la reportera gráfica y fotógrafa profesional Arjozili Tamayo tomaba la foto del recuerdo con el recuadro del evento y entonces pasaban para que un grupo de edecanes les indicara donde tenías su mesa asignada.
Ta en el salón del Club Campestre se ambientaba muy adoc el lugar, los emblemas de El Trompos Museo Interactivo, la botarga y la  anfitriona personalizada de la presidenta del Consejo, Raquel Stavinsky con una sonrisa amigable y radiante de gratitud agradecía la presencia de empresarios, funcionarios, diputados y precandidatos a vencer en el V Distrito, unidos por El Trompo, tema que les comentaré por separado líneas abajo.
Programa sencillo con alta dosis de emotividad y lujo propia de la ocasión para agradar a las bellas damas que lucían vestidos, arreglo de uñas. Peinados, vestidos, zapatos y bolsos para lucir lo más bellas y cómodas para bailar con sus enamorados.
Bienvenida, video institucional, cena, rifa y música en vivo, poco discurso pero mucho corazón para hacer inolvidable la novena edición de Un Beso por Tijuana que encabezó el presidente municipal, Jorge Astiazarán con su esposa, Elia Manjarrez  que no olvida a sus colegas de la prensa que como a su servidor lo distingue siempre con palabras alentadoras. Muy bien leo tus comentarios escuche mientras aprovechaba para tomarlas una foto orgullosa de su esposa.
La parejas se alistaban para destilar amor, después de la recepción, la bienvenida de Raquel y el mensaje del alcalde y del secretario de Desarrollo Social, Ricardo Magaña Mosqueda con la representación del gobernador Francisco Vega, funcionario al que subieron al pódium de manera tardía porque ya se le estaba olvidando entregar el cheque por 1.2 millones de pesos.
Después tocó al alcalde su turno, el auditorio listo para dar un mensaje no aprovecho el auditorio y hasta se negaba a dar la cifra porque no le gusta saludar con sombrero ajeno, justificando que era recurso de todos los tijuanenes, comentario que sonó un tanto incómodo para los funcionarios del gobierno del estado.
Uno de los asistentes comentó que por eso representa a los tijuanenses, para a nombre de la ciudadanos ofrecer mensajes y entregar apoyos, y perdió la oportunidad de por lo menos felicitar y motivar a seguir a delante con reuniones y esfuerzos como los que realiza El Trompo.
Paso el protocolo y se rompió el hielo, personajes que sería largo mencionar pero que en común tenían una historia de vida de éxitos construida en Tijuana  unos jóvenes otros no tanto, pero todos los asistentes con un común denominador, acompañados de sus esposas como en sus mejores tiempos.
El aderezo de la noche fue un caudal inmenso de amor en cada mesa, precisamente la noche de los enamorados lucia con arreglos florales que resaltaba que era el Día de San Valentín, mientras empresarios, políticos, y asistentes en general discretamente admiraban las sonrisas de sus compañeras de vida y ellas orgullosas presumían a sus maridos.
La belleza no ha pasado por esos matrimonios, siguen muy guapos, comentaba una de las adolescentes que celular en mano mensajeaba con sus amigas “muchas de estas parejas están festejando el Día de San Valentín mejor que sus hijos”, comento otro comensal.
Los que por trabajo y placer fuimos testigos de esta experiencia también disfrutaos como observadores de piedra colmo ojos candoroso, peinados de lujo, añas especiales y vestidos y trajes especiales para la ocasión lucían en medio de la pista.
El menú de la cena fue: Entrada Ensalada Europea. Platillo, pechuga de pollo  rellena de albaha con queso y espinacas en medallones. Guarnición, verduras Baby montada en pared de pure de papa en abanico en salsa de Champapgane. Postre, pastel de queso con guayaba y bebidas, chambrulet, Nebiollo, Charldonnay, Sodas y Café, pero eso no fue lo mejor ni lo más delicioso.
Le diré para terminar, desde mi apreciación lo más sabroso de la 9na edición de Un beso por Tijuana fue la combinación de ingredientes pocas veces vista: parejas con más de 40 y 50 años que han trabajado en equipo por sus familias, por Tijuana y por causas como la del El Trompo, por hoy aquí le cortó, la desvelada del sábado a penas la voy a recuperar. Pásela bien

beso

 

Leave a Reply