Fuero en la actualidad es un privilegio  viejo y obsoleto, considera Wilfrido Ruiz

Fuero en la actualidad es un privilegio viejo y obsoleto, considera Wilfrido Ruiz

wilfrido

 

Escudo protector, evita castigar a políticos corruptos

 

 

 

Raúl García Salguero

Tijuana.- El fuero constitucional brinda inmunidad y protección a quienes  violan  la ley y mientras dura en su encargo el infractor, constituye un escudo protector, que evita castigar realmente a los funcionarios corruptos frívolos y con ello se origina la impunidad.

 

El presidente del Foro Cívico Tijuana (FOCITI), Wilfrido Ruiz dijo que es necesario que “todos debemos doblegarnos ante la ley.  El imperio de la ley, debe respetarse y cumplirse sin reservas, tanto por los gobernantes como los gobernados, nadie está exento”.

 

Consideró que el fuero en la actualidad es privilegio viejo y obsoleto que implica un privilegio, una inmunidad, cuando todos debemos doblegarnos ante la ley.  El imperio de la ley, debe respetarse y cumplirse sin reservas, tanto por los gobernantes como los gobernados, nadie está exento, apuntó.

 

El abogado de profesión, agregó: la palabra fuero, en la jerga jurídica tradicional, tiene multiplicidad de acepciones.  En realidad, es un privilegio que protege a los funcionarios cuando hayan incurrido en actos ilícitos.  En este caso y a efecto de quitarle el fuero, se requiere someterlo a un Procedimiento de Declaración de Procedencia.

Para mayor claridad, el fuero constitucional, es el derecho que tienen los altos funcionarios públicos de la Federación, para que antes de ser juzgados por la comisión de algún delito ordinario, la Cámara de Diputados resuelve sobre la procedencia del proceso penal respectivo, esto es, los transgresores gozan de la inmunidad procesal, protegidos por este privilegio.

 

Para proceder al desafuero y pérdida de dicha inmunidad, se requiere una votación de mayoría absoluta de votos de todos los miembros de la Cámara de Diputados.

 

Por lo anterior, al amparo del socorrido fuero constitucional, que brinda inmunidad y protección al inculpado, resulta sumamente complicado ajustar cuentas con el violador de la ley, esto es, el fuero constitucional, mientras dura en su encargo el infractor, constituye un escudo protector, que evita castigar realmente a los funcionarios corruptos y frívolos, originando con ello, la impunidad.

 

Añadió que los transgresores, le apuestan a la prescripción, figura jurídica, que opera por el transcurso del tiempo y así evadir la responsabilidad penal y que en su opinión, ya es tiempo de suprimir el fuero.  Es una figura obsoleta y perjudicial, que evita la implementación expedita de un verdadero castigo penal, que sancione ejemplarmente a los políticos sinvergüenzas, que incurren en corruptelas, en simulaciones y en conflicto de intereses.

 

Por último, dijo que en pleno Siglo XXI, el fuero es inaceptable y constituye el mayor obstáculo para castigar a los “iluminados”.  Es preciso que los funcionarios, sin importar su jerarquía, que incurran en la comisión delitos del orden común y federales, deben afrontar la justicia ágil y eficaz para ser juzgados y castigados penalmente, como sucede con cualquier ciudadano.

 

Leave a Reply