Confort en el trabajo es una necesidad, no un lujo: Carlos Espejo

Confort en el trabajo es una necesidad, no un lujo: Carlos Espejo

Consideró que la Ergonomía es para adaptar el trabajo al hombre y no  que el hombre se adapte al trabajo

Fue uno de los conferencistas del XXV Congreso la Federación Nacional de Salud en el Trabajo (FeNaSTAC)

Es especialista en Salud en el trabajo y actualmente presidente de la Unión Latinoamericana de Ergonomía

Tijuana.- El confort en el trabajo no es un lujo, es una necesidad  aseguró Carlos Manuel Espejo Gasco y  consideró que la Ergonomía es para ver cómo adaptar el trabajo al hombre y no buscar que el hombre se adapte al trabajo.

Como Especialista en Medicina del Trabajo, el doctor Espejo Gasco fue uno de los conferencistas del XXV Congreso la Federación Nacional de Salud en el Trabajo (FeNaSTAC)  que se realizé en el Hotel Real Inn de esta ciudad.

En entrevista con Notiweb,  habló un poco de él y los conocimientos que vino a compartir con especialistas que de todo el país de manera presencial y virtual atendieron estas actividades de alto nivel académico y científico.

Soy profesional Ergonomista Certificado y tengo una Maestría en Salud en el Trabajo, desde el 2017 jubilado y me encargo de dar asesorías a empresas sobre el tema..

Agregó que la Ergonomía es un tema que la doctora doctora Hossana Rodríguez  Morales como presidenta de la Federación Nacional de Salud en el Trabajo (FeNaSTAC)  me invitó a dar en este Congreso.

Yo tuve el orgullo de ser presidente de la Federación en 1997-99 y básicamente lo que hacemos es transmitir o compartir el conocimiento de lo que es la Ergonomía para mejorar la calidad de vida del trabajador porque hoy el confort no es un lujo,  es una necesidad en el trabajo.

Vemos cómo adaptar el trabajo al hombre y no buscar que el hombre se adapte al trabajo, formamos a las personas para que puedan identificar o reconocer, evaluar y controlar los riesgos porque no está bien adecuado su actuar como trabajadores biomecánicamente en relación a su responsabilidad.

Se analiza si es fatigante, cansa a la vista, cansa al oído, cansa a los músculos en diferentes partes del cuerpo y lo que hacemos es detectar la parte álgida, la parte que lastima al operador e invitándolo a que participe en la reingeniería del proceso.

Logramos hacer un cambio al mismo o a la herramienta o a lo que estemos revisando en beneficio de su salud y muchísimas veces en beneficio de la productividad de la empresa.

Cuál fue mensaje de su participación.

Que le echaran ganas a tratar de mejorar el trabajo para que los empleados estén más contentos; todos nos debemos a los trabajadores, hace tiempo escribí unos párrafos que dicen: “muéstrame tu paz en un sitio de paz y no la veré, pero, muéstrame tu paz en un sitio de guerra y la reconoceré”.

En estos tiempos de pandemia sobre todo el podernos despertar cada día y dar algo al semejante, ya sea, desde el punto de vista científico, académico o desde el punto de vista material o alguna necesidad que se cubra, etc., es hacer patria.

Hacer patria no es levantarse y gritar y ver quién hizo más o quién hizo menos sino ¿qué estás haciendo tú?, en Ergonomía, nuestra sociedad Ergonomistas de México, que pertenece a la Federación en donde la doctora es presidenta, estoy actualmente de presidente.

También presido la Unión Latinoamericana de Ergonomía que son 12 países y si cualquiera de los que escuchan quisieran ver y aprender algo de Ergonomía pueden consultar nuestra página www.semac.org.mx o www.ulaergo.com y ahí pueden bajar libros, revistas e informes sobre Ergonomía y todo es gratis, no necesitan pagar ni un cinco, nada.

¿Cuál es su mayor satisfacción?

El poder dar, que Dios nos permita dar, no soy religioso pero, que Dios nos permita dar.

¿De dónde viene?

De Ciudad Juárez, Chihuahua, me eduqué en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, y ahorita soy docente de 4 universidades fuera del país, y apoyo a las universidades de nuestro país, de hecho, nuestra sociedad tiene 18 tecnológicos afiliados y 7 universidades