Mercado de Artesanías, tesoro para presumir en el olvido

Mercado de Artesanías, tesoro para presumir en el olvido

2712201427766

 

 

 
Ya no luce el colorido y festivo folclor mexicano, hay pocos clientes comprando y cientos de locales con cortinas cerradas
 
Raúl García Salguero
Tijuana.- Antonina atiende el local Ricarditos Curios, ofrece “Artesianas de toda la república mexicana”, en el centro del Mercado de Artesanías de Tijuana con un estilo muy original ofrece sus productos mientras confecciona un maceta en miniatura que cuesta 25 pesos.
 
Antonia “Antonina” López accede a una entrevista dice que “lo malo es que ya no es igual como antes pero que en este mercado se pueden encontrar regalos, cuando al cliente le gusta un artículo no pregunta de donde es, ya sea de algún estado del país o de china”.
 
Solo una solicitud sugerencia para seguir con la entrevista, “lo único que les pido no hay que vivir de nota roja”. Tiene tiempo para atender a fotógrafo y reportero. El Mercado ya no luce el colorido y festivo folclor mexicano, hay pocos clientes comprando y cientos de locales con cortinas cerradas.
 
En el Centro del Mercado de Artesanías es donde trabaja Antonina, dice que desde los 12 años llegó a Tijuana de Oaxaca y que el local fue de sus tíos, sus abuelos porque viene de una familia y que le gusta hacer regalitos y manualidades “para mi es relajante, los disfruto, es mi pasatiempo favorito”.
 
Mostrando una fotografía explica: “esta es la realidad de Oaxaca” se aprecia una tradicional cocina de Oaxaca e indica como tiene en venta replicas en miniatura de ollas, tornilleros, metates, molinillo  demás ollas de barro, molcajetes, comales y zarapes.
 
Bromea un poco “es para jugar a las comiditas, pero ahora además de mis experimentos me gusta hacer comida para mis hijos, ahora quiero un muñeco pero de carne y hueso, ya no de trapo” y sonríe para mostrar que tiene artesanía que llega de diferentes partes del país y también de China.
 
“En Oaxaca nuestro trabajo es hacer tortillas, no es nada fácil, además preparamos alimentos y bebidas, yo hacía Téjate con maíz, hielo y agua en una cocina como en la fotografía y utilizaba  esas cosas que aquí ven en miniatura”.
 
Antonina orgullosa muestra un arreglo de su ingenio, es la cresta de una piña sobre en platón de plástico y un motor chino  recreando una fuente aderezada con botellas de cerveza y tequila en miniatura”, y dice que de todo vende, que no hay un producto especial y por eso tiene variedad de mercancías.
 
Antonia Lopez tiene su opinión de las artesanías, dice que “México puede ser un gran mercado artesanal” pero pide que “no les cobren impuestos porque generan empleos” y de Tijuana solo pide “más seguridad y mejores en puente peatona que llega de Estados Unidos al centro de la ciudad “porque está muy sucio y huele mal”, ella comenta “no es mucho pedir”
 
A su alrededor obras en diferentes materiales, artículos productos de la imaginación, piezas formadas con artículos mexicanos y chinos, zapares, hamacas y un sinfín de figuras y variadas estructuras talladas con talento artesanal.
 
Trompos y camiones de madera de Michoacán pero con rótulos de Xolos de Tijuana, mochilas con estampados de América y Chiva, collares, sobreros, burros, de todo
 
En los locales contiguos, en el interior y exteriores del Mercado de Artesanías figuras, estructuras universales, animales, muebles, algunas son de barro, vidrio, madera, yeso o cobre, la oferta es variada pero la demanda poca, el Mercado de Artesanías es un tesoro para presumir pero está en el olvido.
 
En el interior y exterior hay pocos clientes comprando, los vendedores se aprecian desanimados, los artesanos que hay hacen su producto también, al recorrer los pasillos, muchas cortinas cerradas de 300 locales que había en el 2013, en el 2014 cerraron más de 100, es sábado y esta desolado el lugar.
 
Con una ubicación extraordinaria, a unos pasos del Centro, de la Línea Internacional y de Zona Rio, los problemas están estrangulando el Mercado de Artesianas, aumento al IVA, trabajos de más de un año en su acceso principal, la cercanía con el bordo, con el Desayunador del Padre Chava y el descuido de los puentes peatonales, evidentemente les ha afectado.

 

Leave a Reply