Obama no podrá impulsar ninguna reforma migratoria en lo que le queda de mandato

Obama no podrá impulsar ninguna reforma migratoria en lo que le queda de mandato

IMG_20150223_101801

 

Congreso de EU tiene una clara actitud antimigrante: Alejandra Castañeda
 
 
Investigadora de El Colef, experta en Legislación y Política Migratoria, asegura que por ahora que en este tema “no hay esperanza ni nada”
Raúl García Salguero
Tijuana.- El presidente Barack Obama no podrá impulsar ninguna reforma migratoria en lo que le queda de mandato, no hay la menor esperanza porque el Congreso de Estados Unidos tiene una clara actitud antimigrante, habrá que esperar al siguiente periodo presidencial y dependerá de quien gane.
La coordinadora del Observatorio de Legislación y Política Migratoria del Colegio de la Frontera Norte (El Colef), Alejandra Castañeda la mejor oportunidad que se tuvo, se dio en el 2013, estuvo muy cerca, la parte Republicana rechaza las comunidades migrantes
En el Congreso, la parte Republicana tienen claramente una actitud antiinmigrante, rechaza las comunidades migratorias, no miran las contribuciones hechas por la migración en los Estados Unidos, no les interesa, consideró la investigadora en la reunión de los lunes del Grupo 21.
Indicó que en Estados Unidos, no se puede saber el número exacto de personas ilegales, tenemos alrededor de 11 millones de indocumentados, y en lugar de hacer programas para controlar la migración cierran fronteras y el problema se agravan no reconocen que la migración seguirá aquí y en todas partes del mundo.
Al comentar sobre la esperanza que pueden tener los latinos sobre una reforma migratoria, dijo que a “a corto plazo no habrá ninguna reforma migratoria. Habrá que esperar hasta el siguiente periodo presidencial, dependerá quién sea el próximo presidente, entonces cambiarán las fuerzas en el Congreso y ojalá se pueda sacar la reforma”.
La analista Legislación y Política Migratoria, consideró que “la mejor oportunidad que se tuvo, se dio en el 2013, estuvo muy cerca, yo en lo particular pensaba que sí iba  a salir, pero no, ahorita no hay esperanza ni nada. En dos años no hay reforma”.
Claridosa en sus exposiciones, explicó que “en el Congreso, la parte Republicana tienen claramente una actitud antiinmigrante, rechaza las comunidades migratorias, no mira las contribuciones hechas por la migración en los Estados Unidos, ni les interesa”.
Añadió y estimó: “En Estados Unidos, no se puede saber el número exacto de personas ilegales, tenemos alrededor de 11 millones de indocumentados”.
“La idea de una reforma es beneficiar a todos, pero no todos los grupos se benefician de ello, como se estaba planteando en el Senado hace dos años, se beneficiaban principalmente a los agricultores, los profesionistas, los familiares de los ciudadanos residentes. Dentro del sistema migratorio legal, no se puede uno legalizar aunque puedas, hay que mejorar el sistema”.
Alejandra Castañeda mencionó que “en términos legales, para los indocumentados no hay manera de que puedan legalizarse, eso es lo que se considera como amnistía, que son los grupos que una parte de Estados Unidos no quiere, y otra parte sí quiere. Y ahí es donde se dan las diferencias”.
“En Estados Unidos la ley es muy clara, se hace lo que dice la ley y si no se hace, entonces tú puedes reclamarlo y hay una consecuencia que uno no cumple con la ley, tanto  la autoridad como la persona y en México, el problema es que no hay consecuencias para los actos”.
“Entonces, cuando la autoridad viola la ley, ¿a quién le vas a reclamar? la función de derechos humanos no tiene ninguna fuerza legal. ¿A quién le pides rendición de cuentas? A dónde vamos como ciudadano”.
“Si a ti te cometen un delito, vas al Ministerio Publico, pero luego ni confiamos en los Ministerios, en México tenemos un problema de confianza, falta de rendición de cuentas y luego como autoridad migratoria hay una Ley, hay un reglamente que se contradicen y hay una práctica que incluso contradice al mismo reglamento. Entonces hay mucha diferencia entre lo que es y lo que se dice”.
“Para mucha gente, frenar el flujo migratorio son visiones muy radicales pero para mí que son visiones racionales, es decir, si el flujo existe y no va a parar, lo que tiene que hacerse es ordenar ese flujo, registrar y facilitar ese flujo en vez de bloquearlo, hacerlo imposible, crearle espacios al crimen organizado para que abuse de este flujo, que es lo que vivimos ahora”.
“Si tú lo prohíbes, estás haciéndole ese espacio a alguien para que lo maneje y ese alguien es el crimen organizado y pones en riesgo a todas esas personas. La experiencia de México es clara en eso. Igual que la experiencia de África con Europa en donde los traficantes dejan a las personas en el mar a que se mueran”, concluyó.
IMG_20150223_100726 IMG_20150223_100741 IMG_20150223_100835 IMG_20150223_100838 IMG_20150223_100904 IMG_20150223_100918
 

Leave a Reply