Sin mi carácter competitivo no hubiera logrado el oro: Alexandra Piña

Sin mi carácter competitivo no hubiera logrado el oro: Alexandra Piña

La joven promesa del softbol en BC no pierde la concentración entrenando en casa por la pandemia del COVID-19

Fue de “pisa y corre” a las instalaciones del Centro de Alto Rendimiento a  recoger un apoyo otorgado por parte del INDEBC

 

Tijuana.- La joven promesa del softbol Alexandra Piña Rincón solo fue de “pisa y corre” a las instalaciones del Centro de Alto Rendimiento (CAR) en Tijuana, acompañada de su mamá para recoger un apoyo otorgado por parte del INDE cuyo titular es David González Camacho.

Pese a su corta edad, 16 años, el año pasado ya pudo saborear las mieles del éxito al conquistar el campeonato nacional 2019 en la Olimpiada Nacional, hecho que la llena de orgullo, “sin mi carácter competitivo no hubiera logrado el oro con mi equipo que jugó impecable”.

La tijuanense proviene de una familia de abolengo y con hondas raíces en el béisbol, deporte en el que comenzó a dar muestras de su talento desde los cinco años, pero al cumplir los 10 decidió cambiarse al softbol,

Aunque penosa, en el deporte ha encontrado la manera de manifestarse fuerte y segura, teniendo todo el apoyo de su familia para llevar a cabo las metas que se ha propuesto en la vida, y una de ellas es que le gustaría llevar puesto el uniforme de México en competencias internacionales.

Vistió varias franelas en la Liga de La Mesa, algunos fueron Aguiluchos, Piratas, Cardenales, “ya lo traigo de familia, les gusta el béisbol, entonces de niña acompañaba a mi papá a verlo jugar y desde ahí decidí que quería hacer esto, le va uno agarrando amor a este deporte y luego no lo puedes dejar, aunque en mi caso cambié al softbol por mis habilidades, pero son casi lo mismo”, asegura con ingenuidad.

En ocasiones se cambia a la segunda base, pero definitivamente ella se siente como pez en el agua jugando en el campocorto (shortstop), sus cualidades dicen dice le han llevado a destacar en ese puesto y ganarse un lugar en la selección de Baja California, “tengo piernas y manos rápidas y eso me garantiza sacar con facilidad a las rivales”.

Tras unos dulces y tranquilos meses, la atleta irá poco a poco subiendo su carga de trabajo en casa ya que por ahora no puede entrenar con su equipo a causa de la pandemia de Covid-19, pero tiene como objetivo seguir aprendiendo cada día algo nuevo, disfrutar de este tiempo en casa y con sus seres queridos. Sin presión, pero distraerse de sus obligaciones como atleta, en el horizonte no descarta asistir el próximo año a los Juegos Nacionales Conade 2021, y así será pues tiene toda una carrera por delante.