Si  vuelvo a nacer, seré boxeador: Lupe Pintor

Si vuelvo a nacer, seré boxeador: Lupe Pintor

Comenta que le dio la oportunidad de salir de la pobreza

Esta disciplina está en el epílogo México y toda América

Es una carrera, difícil, muy exigente, requiere entrega total

Raúl García Salguero

Tijuana.- “Si  vuelvo a nacer, seré boxeador, porque me dio la oportunidad de salir de la pobreza, aprender cosas importantes de la vida, tener muy buenos amigos que me ayudaron a llevar una vida con orden, aunque tuve experiencias difíciles, ahora afortunadamente estamos buscando talentos deportivos”, comenta Guadalupe “Lupe” Pintor

Pintor fue dos veces campeón mundial: gallo y súper gallo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB),  señaló que “actualmente tratamos de comprometer a los jóvenes para que sigan estas disciplina maravillosa del boxeo que se está perdiendo en México y en todo América”.

En entrevista, mientras hacia sus tareas en el Centro de Alto Rendimiento de Tijuana hace un espacio en sus observaciones indica que ya no hay peleadores de muchos lugares como hace 40 años, “ahorita el boxeo esta en el epílogo y con esta promoción motiva a muchos jóvenes y buscamos jóvenes que tengan mucho tiempo y regrese este interés y calidad del boxeo que tuvo México”.

Pintor esta en Tijuana por parte CMB como parte del Proyecto Academia Conade de la Comisión Nacional del Deporte, proyecto único para detectar y desarrollar talento deportivo y en este caso reclutar  a los mejores niños y jóvenes para formar la selección nacional entre 11 y 16 años de edad.

El  boxeo sigue siendo un deporte de mucha atracción para los niños y jóvenes mexicanos, pero en voz de Lupe Pintor “es muy difícil, tenemos aquí cerca de 500 jóvenes y puedo asegurar que ninguno se va a quedar a boxear, porque es una carrera muy exigente, requiere entrega total”.

Meditando sus palabras complementa sobre lo complicado que es el boxeo, “No es una carrera en la que puedes entrenar uno o dos días por semana para ser una figura, aquí es un trabajo de entrega completa, de compromiso, de sueños, de esperanza y aspiraciones pero muy difícil”.

“Hay muchos deportistas que tienen la fortuna de contar con el apoyo del padre, pero la gran mayoría, reitero, vienen solos, de una familia desintegrada, tienen éxito y oportunidad de triunfar pero se van también por falta de apoyo y orientación que a veces hace mucha falta”.

Recordó que él como boxeador admiró a Rubén “Púas” Olivares, Cassius Clay, a José Ángel “Mantequilla” Nápoles y a algunos otros que no fueron figuras pero que me dejaron una gran enseñanza de la vida, de los actuales peleadores, a nadie, solamente a Saúl Canelo Álvarez que es lo único que tenemos en México.