PASANDO LA BOLA

EDUARDO B. ALMADA

ABRIL 24, 2018

¿TURNO MAS LARGO DE PITCHEOS? — POR COMPROBAR

El domingo, Brandon Belt de los Gigantes tuvo un turno al bat donde fueron necesarios 21 pitcheadas del abridor, Jaime Barria. Al final el derecho de los Angelinos lo dominó con lïnea

al jardinero derecho. ¿Será el de mas pitcheadas en la historia de Grandes Ligas?

Antes que nada, hay que aclarar que las Ligas Mayores contabiliza lanzamientos desde 1988. Y en efecto, desde entonces se ha dado como oficial que es el mas largo. Deja atrás aquel gran turno de Ricky Gutiérrez de  los Astros, 26/6/1998. Los Indios de Cleveland eran anfitriones. Bartolo Colón enfrentó a Pete Schourek. El juego estaba en la 8va. entrada, parte alta con el marcador 4-2 a favor del local. Abrió el episodio Gutiérrez ante Colón que aparentemente iba por el juego completo. Sin embargo, Ricky hizo que vaciara el tanque. Aunque no lo crea, lo puso en 0-2 y todavía Gutiérrez fouleó el siguiente ofrecimiento.  Vino la 1ra. bola, otro foul y una bola mas.  Después de 2-2 hubo 6 fouls, otra bola (3-2) , otros 6 fouls y finalmente dominó Bartolo ponchándolo con tremendo swing. Sacó el resto de la entrada con  8 pitcheos mas sin poder anotar los visitantes. Para la 9va. salió, entrando Paul Aseenmacher a medirse con Sean Berry.   Se embasó por error del  7 en una linea, llegando a la intermedia. Mike Hargrove no quiso averiguar mas y trajo a su cerrador, Michael Jackson. Con 9 ofrecimientos mas controló a Derek Bell (5-3), Jeff Bagwell (elevador profundo al callejón del izquierdo) y Moisés Alou (K).

Desde hace muchos años sabemos de un supuesto gran turno que compiló el inmortal, Luke Appling. Fue famoso campo corto de los Media Blancas, que siempre se caracterizó como muy buen bat -obviamente-, de gran contacto y que hacía desperdiciar al pitcher rival muchos lanzamientos. De hecho, fue parte de la razón que los reconocidos, Paul y Lloyd Waner recibieron el apodo de “Gran” y “Pequeño Veneno”.  En el caso de Appling, quien fue rival de “Melo” Almada en los 30´s, militó 20 años en Grandes Ligas promediando .310 de por vida. Presumió hasta morir en 1991 que tenía la habilidad de foulear lanzamientos casi cuando quería y sobretodo tratando de forzar al lanzador a que le pasara una buena pitcheada o al menos una que le gustara. Como suele pasar con algunas de estas anécdotas, hay mitología. Y siendo cierto que no era común contar los lanzamientos, hay muchísimos casos reportados antes y después en que s i se hizo.

Appling fue uno de los que contó aquella experiencia, publicada en el Baseball Digest de 2003 como repetición de su relato años anteriores para el Sporting News. De acuerdo al torpedero  enfrentaban a los Yanquis, que ganaban 10-1.  Red Ruffing, as de los franjeados, n avegaba en aguas tranquilas. De recordar correctamente fue para abrir la 9va. Como no era un juego donde estuvieran muy divertidos, decidió agotar a Ruffing, quien buscando la obra entera estaba agresivo en la zona de strikes. Según él fouleó 24 veces y finalmente logró una base por bolas. El detalle es que varios historiadores lo han investigado y de acuerdo a periódicos de aquel tiempo, fue dominado con elevado a la 1ra. base. Algunos compañeros con los años dieron fe del suceso; pero igualmente fue con datos confusos, que también llegaban a contradecirse. Seguimos en busca de mas evidencias… MUCHAS GRACIAS

edalmada88@gmail.com

@toquesdebola