PASANDO LA BOLA

EDUARDO B. ALMADA

NOVIEMBRE 2, 2017

¿TODOS A BORDO? – IMPACTO DEL ANFITRION – TOQUES DE BOLA

Quien haya ganado la Serie Mundial, podemos asegurar que no utilizó a todo su staff. Cierto es que siendo trillada expresión, ningún mánager imagina hacerlo, no lo haría.

 

La verdad es que se subestima al protagonista, y aún mas al mánager. Hace un año, Terry Francona intentó ganar el 2do. juego del clásico, tratando de tomar delantera de 2-0. Empleó a 7 pitcher y perdió 5-1 en tiempo oficial. En el 7mo. y decisivo habiendo estado abajo todo el partido hasta la 8va. que los Indios timbraron 3 para empatar, a pesar que la justa se extendió a 10 entradas y que su as abridor, Corey Kluber duró apenas 4 IPs, recurrió a 5 serpentineros terminando con otro inicialista, Trevor Bauer. En juegos tan importantes, bajo totalmente extraordinarias circunstancias un timonel pondrá sobre la loma a un monticulista en el cual no confía. Y créanos, cuando se trata de postemporada, aparecen varios.

 

No debemos confundir lo del domingo con desconfianza. En especial, Dave Roberts sabe que abusando de sus relevistas, exponiéndolos a diario y dando cabida a que el rival se familiarizara mas con ellos, laborar en el Minute Maid de Houston es una experiencia diferente. Ninguna de las rayas de “foul/fair” tiene la distancia reglamentaria de 330 pies. Son 315 en el izquierdo, apenas 362 en el callejón, y 326 el derecho. Aquel se compensa un poco con los “Crawford Seats”, por la calle a su espalda, tienen una pared de poco menos de 6 metros de alto y aún así es una panacea ofensiva. ¿Notó que casi ningún Dodger lanzó ese día pegado al cuerpo del bateador derecho? Y cuando lo intentaron, les costó 3 HRs. Al regresar a L.A. fue mas notorio ya que todos comenzaron a pitchear adentro.

 

Fuente prestigiada sobre clásicos al máximo de 7 juegos decía que en 37 ocasiones previas a 2017, el local se coronó 18 veces (49%). Es incorrecto. Grandes Ligas lo aclaró y revisando cada una, van 21 (57%). Desde 1985 iban 16 hasta 2016 y de esos, 14 (88%) se titularon remachando el impacto de ser anfitrión. Por cierto, de haber tirado ayer Brandon Morrow lo habría hecho en los 7 partidos. Igualaría a Darold Knowles, en 1973 cuando Oakland ligó su 2do. cetro de lo que sería el último tricampeón hasta que Yanquis de 1998 a 2000. Con esos Atléticos jugó Horacio Piña, 1er. pitcher nativo mexicano con anillo de Serie Mundial.

COLUMNA CORTA

Cuando hay un desafío por una jugada en la LMP, suelen quedar dudas de no estar informado plenamente sobre sistema. La mayor confusión aparece al hacer la consulta al Centro de Operaciones del circuito, que tuvimos el gusto de visitar (lunes). Una vez que la decisión queda como responsabilidad de quienes están en esa instalación ex profesa, hay 3 posibilidades: confirmar la marcación, revolcar o también mantener el fallo al no haber “clara evidencia”. Lo último es gran clave, porque no queda sujeta a opiniones sino debe ser contundente. Siendo que en el estadio pueda haber confusiones, los ampayers dan indicaciones para aclararlo. Luego de comunicarse al centro, al recibir la decisión el jefe de la cuarteta, hace 1 de 3 señalamientos: al revocar indica lo contrario que había marcado el ampáyer del juego o sea, de haberse decretado un out, indica “safe” o viceversa. No obstante, de mover su(s) brazo(s) apoyando la decisión, si acaso lo hace 2 veces es que la evidencia fue clara para confirmarla. De hacerlo una vez, significa que no hubo evidencia para cambiar el fallo. Conste, ni en Grandes Ligas suelen hacer este énfasis que permite al público asistente y quienes siguen los partidos por TV, saber exactamente cual fue el decreto.

 

Un día como hoy en 1914 nació Jesús “Jesse” Flores en Guadalajara; 1er. pitcher nativo mexicano en Ligas Mayores. Debutó en 1942 con los Cachorros. Pasó a los Atléticos en Septiembre. En 1943 fue el as del staff (12-14, 231.1 IPs) con 13 completos. Empataron entonces la racha mas larga moderna (1900 en adelante) de reveses: 20. Flores tuvo record de 0-3 en ella, con pizarra de 2-1, 4-3 y 3-2. Su mejor pitcheada era el “screwball”, mejor conocido por ser preferido de Fernando Valenzuela… MUCHAS GRACIAS

edalmada88@gmail.com

@toquesdebola