Ofrece Eddie Mápula clases personalizadas

Ofrece Eddie Mápula clases personalizadas

Considera que su  principal propósito es enseñar a sus alumnos a desenvolver sus virtudes de manera extraordinaria

Ha creado sus propios sistemas de entrenamiento y es miembro del Salón de la Fama del Deporte de Tijuana desde 2009,

Recuerda que su vida en Tijuana de niño fue muy drástica por el simple hecho de que todo el tiempo tenía problemas con niños y adolescentes

Raúl García Salguero

Tijuana.- La experiencia, filosofía de vida,  el sistema que ha desarrollado como  artemarcialista por muchos años, permite a Eddie Mápula ofrecer clases personalizadas donde el  principal propósito es enseñar a sus alumnos a desenvolver sus virtudes de manera extraordinaria, mental, física y espiritualmente.

En entrevista,  Eddie Mapula, miembro del Salón de la Fama del Deporte de Tijuana desde 2009, narra parte de su trayectoria, logros y tareas que realiza en la actualidad y comienza por comentar “soy Tijuana, muy orgulloso, yo desde temprana edad comencé a practicar las artes marciales, en los años 60, a los 10 años de edad, estudiando con unos maestros muy buenos como Pat Johnson y Raúl Hernández

“Fue un entrenamiento muy extraordinario dentro del Karate llamado thand tosso, escuela afiliada a la del famoso artista y campeón de artes marciales campeón mundial Chuck Norris. De ahí de esa escuela de Chula Vista en la calle tercera fui inspirado  para desenvolver una disciplina y una confianza que no tenía de niño”

Recuerda que “mi vida personal aquí en Tijuana fue muy drástica por el simple hecho de que todo el tiempo tenía problemas con niños y adolescentes que me pegaban y me golpeaban y entonces como no sabía defenderme por eso comencé y tomé la decisión de ir a una escuela de karate afortunadamente encontré lo de Chula Vista en la calle tercera”.

“Agregó que al estar estudiando me di cuenta que tenía virtudes, mucha decisión y mucha disciplina y me gustó formar un carácter muy disciplinado con respeto e integridad y a la vez se dieron cuenta mis maestros y me comenzaron a inscribir en los torneos”.

Satisfecho de sus logros y trayectorias, agradece su buen inicio en las artes marciales “afortunadamente tuve buen entrenamiento y llegué a ser campeón estatal nacional y mundial de ahí se dio cuenta Chuck Norris y otras personas de mis virtudes y empezaron a tener contacto conmigo”.

“”Chuck Norris me comenzó a invitar a entrenar a su casa y continuaba compitiendo en el arte de las formas que se llaman Katas en ese entonces se llamaba kumité el arte de la pelea en ese tiempo comencé a platicar con unos amigos de Tijuana y me preguntarán por qué no competía en esta ciudad decidí hacerlo y llegué a ser campeón en katas y kumite”..

 

“Aquí me hice muy famoso en Tijuana llegué a ganar en peso medio y pesado que se llama el gran campeonato después de ahí continuamos con el full contact y a los 16 y 17 años ya estaba entrenando boxeo con buenos entrenadores y lo hice también en San Isidro”.

 

“Al hacer todo eso me di cuenta de lo útil que es ser el boxeo mexicano y el boxeo americano afortunadamente llegué a ser campeón mundial. Antes de ser campeón mundial tuve la oportunidad de entrenar muay thai y competir en Tailandia y finalmente fui campeón mundial me ayudó muchísimo formulé el arte de del boxeo mexicano con el muay  y el karate y comencé a tener ya mis propios sistemas”.

Precisa que “actualmente después de más de 30 años de tener mis propios estudios decidí cerrar y crear una manera extraordinaria de enseñar de manera más privado dando clases personalizadas. Es para crear y apoyar a las personas a desenvolver las con sus virtudes, todos nosotros tenemos virtudes somos peleadores natos tenemos la coordinación que Dios nos dio”.

 

“Comencé a fundar en instituciones y en mi sistema un arte que denomina sencillez qué se te facilita el entendimiento de peleary  defenderte utilizando tu carácter tu madurez y tus virtudes y es un arte muy sencillo. Cada quién es extraordinario y al conocer a la persona me doy cuenta de cómo debo apoyarlo y hago con el arte que yo tengo desde los  80’s de Tang So Do y el Sistema UFAF united Fighting Arts Federation de Chuck Norris.

Resalta que en “los dos sistemas que yo tengo son para llegar hacer cintas negras pero el principal propósito enseñar a las personas a desenvolverse con sus virtudes y que lo haga de manera extraordinaria mentalmente, físicamente y espiritualmente”.