México, primera potencia mundial  en racquetball

México, primera potencia mundial en racquetball

SAN JOSÉ, Costa Rica – La Delegación Mexicana se llevó los máximos honores en el Campeonato del Mundo de Mayores de Racquetball que se llevo a cabo en la capital Tica.

Por equipos, México se ciñó la corona, pese a que la número uno del mundo, Paola Longoria, se quedó con la medalla de plata ante un sorpresivo resultado de la joven guatemalteca Gabriela Martínez.

México finalizó con el primer lugar general, seguido de Estados Unidos, que trajo a figuras legendarias como Rocky Carson y Sudsy Monchik, viejos conocidos para la pelota veloz en Baja California por las Copas Milenio y los Mexico Open, al igual que a Rhonda Rajsich.

En los singles, Rodrigo Montoya, otro seleccionado centrocaribeño, venció al norteamericano Charlie Pratt, por 15-14 y 15-9.

Además, la pareja campeona de los Centroamericanos en Dobles Varonil, compuesta por Alvaro Beltrán y Daniel de La Rosa, se impuso a los propios Carson y Monchik por por parciales de 10-15, 15-9 y 11-2.

La sorpresa Guatemalteca

El triunfo de Martínez ante Longoria dejó en claro que el nivel de este deporte en el continente y la zona centroamericana ha crecido de manera notable.

La jovencida chapina ganó en tres sufridos sets, al venir de atrás con un 8-15 adverso en el primero. Los siguientes dos los ganó por 15-6 y 11-6 con una buena defensa y control de las paredes.

Tan sólo en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018, los países participantes de la zona central del continente mostraron una mayor preparación y rendimiento tanto físico como táctico. También, el trabajo técnico ha incrementado su calidad en naciones como Guatemala y Costa Rica, anfitriones del evento mundialista.

A nivel Panamericano, esto quedó por sentado con el tercer lugar obtenido por Bolivia, al mismo tiempo que otras naciones como Chile, desde 2003, han mostrado interés por esta disciplina y han contado con figuras en la rama femenina como Ángela Grissar.

El cabildeo

La Federación Internacional de Racquetball no baja los brazos y su objetivo es firme: integrarse al programa olímpico y competir en la máxima justa veraniega. Aún no se ha consolidado el objetivo, pero existe la firme determinación de que gracias a la visión de Thomas Bach como máxima autoridad del COI, haya una apertura.

El ex-esgrimista alemán que desde hace algunos años fue electo como Presidente del COI, sucediendo al belga Jacques Rogge, ha abierto las puertas a otras disciplinas y se ha reunido con diferentes organizaciones deportivas para escucharles en torno al interés manifestadas por éstas de ser plenamente olímpicos.

Por lo menos ahora, se ha demostrado un espaldarazo mediato con la presencia y difusión del racquetball a través de “Olympic Channel”. En las canchas se divisa la imagen del mismo torneo a torneo.

Infraestructura y trabajo

Al menos a nivel Panamericano cada vez son más las naciones que lo practican y el nivel de sus países agremiados, como ya se mencionaba líneas atrás, se ha demostrado en los resultados que han tenido diferentes países en eventos como los Juegos Centroamericanos de Barranquilla.

En el continente Asiático, Corea del Sur, también ha demostrado su capacidad competitiva y organizativa al alojar justas mundialistas diversas.

La infraestructura es también importante. Desde 2003, cuando se llevaron a cabo los Panamericanos de Santo Domingo, a la fecha, la práctica de esta disciplina en el continente ha ido en aumento.

Además, se cuenta ya con escenarios diversos tanto en Dominicana, como en Colombia, México, Chile, Bolivia, y desde luego en Estados Unidos (principalmente California y la Costa Oeste, aunque también en Minneapolis) y Canadá El trabajo es mucho, pero ya se han dado los primeros pasos.