LA TORRE DE AGUACALIENTE

LA TORRE DE AGUACALIENTE

Se construyó en 1929 funcionando como campanario en las instalaciones e inmuebles del Complejo Turístico Agua Caliente y su diseño estuvo a cargo del estadounidense Wayne D. McAllister

El espacio donde era la pequeña pista de aterrizaje se convirtió en el primer aeropuerto de Tijuana, lamentablemente el día 12 de diciembre de 1956, la torre se incendió y se perdió por completo

En los años ochenta el Club de Leones de Tijuana promovió la construcción de una réplica y el X Ayuntamiento de Tijuana se encargó de iniciar las obras de jardinería en el  Parque Fundadores

La inauguración se realizó el 14 de mayo de 1988, después de muchos contratiempos y obstáculos económicos, incluso de la suspensión de la obra durante algunos meses

En sus pisos superiores se encuentra alojado el Salón de la Fama del Deporte de Tijuana con más de 300 personajes con esfuerzo y dedicación pusieron en alto a esta ciudad fronteriza

Por José Gabriel Rivera Delgado

La conocida Torre de Agua Caliente, después Faro Carranza y finalmente, conocida como Torre Tijuana, ha sido un símbolo que ha identificado mundialmente a la ciudad de Tijuana.

La razón es por la belleza del estilo arquitectónico que poseía, además de ser un icono que representa una de las etapas históricas más importantes del turismo que se desarrolló en la ciudad de Tijuana.

La Torre de Agua Caliente se construyó en 1929 funcionando como campanario en las instalaciones e inmuebles del Complejo Turístico Agua Caliente, que operó entre 1928 y 1937. Después se empleó como faro para el primer aeropuerto de la ciudad.

El diseño de la torre, al igual que el resto de los trabajos de diseño del Complejo Turístico, estuvo a cargo del estadounidense Wayne D. McAllister.

Cuando el centro fue expropiado en 1939 por el general Lázaro Cárdenas, entonces presidente de la República y las instalaciones se acondicionaron como aulas educativas, la torre se convirtió en el símbolo por excelencia del Centro Escolar.

El espacio donde era la pequeña pista de aterrizaje se convirtió en el primer aeropuerto de Tijuana, la torre sirvió de faro y se le llamó como Faro Carranza.

Lamentablemente el día 12 de diciembre de 1956, la torre se incendió y se perdió por completo, a causa de un corto circuito, según declararon las autoridades de aquel tiempo.

En los años ochenta del siglo XX, el Club de Leones de Tijuana promovió la construcción de una réplica y el X Ayuntamiento de Tijuana se encargó de iniciar las obras de jardinería en el denominado Parque Fundadores, predio que recién se había expropiado para ligar al nuevo Bulevar Fundadores con el Agua Caliente.

Para ello, se organizó un comité que tendría la tarea de emprender una cruzada entre los tijuanenses, con el objeto de recaudar fondos para su construcción.

El 11 de julio de 1984, en punto de las 11:00 horas, infinidad de tijuanenses se reunieron en el Parque Fundadores, acompañados del Club de Leones, autoridades civiles y militares para dar iniciar oficial a la construcción de la torre.

Finalmente, la Torre de Tijuana fue inaugurada el 14 de mayo de 1988, después de muchos contratiempos y obstáculos económicos, incluso de la suspensión de la obra durante algunos meses.

Actualmente en sus pisos superiores se encuentra alojado el Salón de la Fama del Deporte de Tijuana donde se alojan imágenes y objetos referentes a los valores deportivos tijuanenses.

La Torre tiene muchos significados para los tijuanenses, tanto en el imaginario de los comunidad en general, como para diversas organizaciones culturales que la llevan en sus logotipos o escudos así como en emblemas de negocios pero en especial, por ser sede de la historia del deporte local y de sus máximos representantes en las distintas disciplinas deportivas y que han puesto a Tijuana en el marco nacional y mundial