ESTRELLAS DEL BÉISBOL

LOS ROJOS DE CINCINNATI

Por Héctor Barrios Fernández.

Recordemos que el primer equipo que se declaró abiertamente profesional fueron los Red Stockings o Medias Rojas de Cincinnati en 1869, aunque se fundaron en 1866, nada tienen que ver con los actuales “Rojos,” ya que estos últimos nacieron en 1881 y si les seguimos la huella a través del tiempo a los Red Stockings, nos lleva a los actuales Bravos de Atlanta.

Pero volvamos a los Cincinnati Reds.

Los campeones mundiales de 1975, Rojos de Cincinnati, fueron el único equipo posterior a 1919, “era de la pelota viva,” en el cual cada uno de sus lanzadores tuvo un record ganador en una temporada.

Después de la temporada de 1880, el equipo de Cincinnati que hasta entonces había llevado el nombre de “Red Stockings,” aunque los originales se habían mudado a Boston, fueron expulsados de la Liga Nacional por cometer la “grave” falta de vender cerveza en su estadio y jugar los domingos, lo cual estaba estrictamente penado. Imagínese que en la actualidad se aplicara esa ley, no existiría el béisbol ni aficionado, ni profesional.

Desde el punto de vista actual, los “Rojos” no cometieron ninguna falta, pero de cualquier forma fueron expulsados de la Liga Nacional antes del inicio de la siguiente temporada por atreverse a romper un acuerdo de caballeros.

En 1882 ingresaron a la nueva “American Association” en donde obtuvieron el banderín.

Es la ciudad más antigua operando una franquicia de manera continua con equipo de Grandes Ligas.

Los “Rojos” recorrieron un agreste camino en sus primeros años en la Liga Nacional, nunca terminaron más arriba del tercer lugar durante los primeros 29 años del club, de 1890 a 1918 y cuando obtuvieron esa posición, lo hicieron en años muy distantes uno de otro.

El mimbro del Salón de la Fama Ed Roush, llevó a los “Rojos” a ganar su primer título mundial en el controvertido 1919, año del escándalo de los “Medias Negras.”

En 1940 de la mano de Bucky Walters, de nuevo lograron el triunfo en la serie.

Después de este año los “Rojos” cayeron en la mediocridad, ganando solamente un título de la Liga Nacional en los siguientes 29 años.

Frank Robinson, miembro del Salón de la Fama, tuvo sus mejores años con el equipo (1956 a 1965), los “Rojos” se esforzaron por construir un equipo ganador alrededor de él pero fallaron. Cuando Frank fue canjeado a los Orioles de Baltimore, el equipo se agigantó sin Robinson.

El sistema de granjas de los “Rojos” produjo a las figuras que llegaron a ser ESTRELLAS DEL BÉISBOL como Pete Rose en 1963, Tony Pérez en 1964 y Johnny Bench 1967, reforzando la ofensiva de los “Rojos,” aún con la partida de Robinson en 1966.

Para 1970, con un nuevo estratega en la persona de Sparky Anderson, que un año antes había sido coach de tercera base de los nacientes “Padres” de San Diego, una nueva generación de renovados “Rojos” comenzaron a brillar.

De repente Cincinnati fue más grande, más rojo y más máquina.

Los “Rojos” regresaron a la Serie Mundial en 1970 cuando perdieron (4-1) ante unos “ardidos” Orioles de Baltimore, quienes habían sido derrotados un año antes por los milagrosos “Mets” de New York.

De cualquier modo en los siguientes seis años, los “Rojos” llegarían a otros tres “Clásicos de Otoño” ganado dos, mientras cimentaban un legado de una de las más grandes concentraciones de talento en la historia del béisbol, conocida como “La Gran Máquina Roja.”

Frank Robinson, Pete Rose, Tony Pérez, Johnny Bench, Joe Morgan, los “Nasty Boys,” Dibble, Myers y Charlton, temibles lanzadores de relevo, Barry Larkin y Joey Votto, son solamente algunos botones de muestra de los “Rojos” sin dejar de mencionar al cubano Aroldis Chapman.

En 1939, Frank McCormick con 18 HR y 16 Ks y Ernie Lombardi 20 HR, 19 Ks, son el primero y único par de compañeros de equipo en la historia de la Liga Nacional en tener más cuadrangulares que ponches recibidos.

Fran McCormick, jugador más valioso de la Liga Nacional y ocho veces llamado al juego de estrellas tuvo 189 ponches recibidos en su carrera, el actual Kris Bryant de los “Cachorros” de Chicago tan sólo en una temporada se ponchó en 199 ocasiones. Bueno consideremos que es otra época.

El viernes 24 de septiembre del 2010, contra los “Padres” de San Diego, en “Petco Park,” ante 35,310 aficionados entre los que me cuento, Chapman lanzó a 169.1 Km/h, este lanzamiento fue registrado como el de mayor velocidad en la historia del béisbol. Lo más importante fue que “la máquina” de San Diego se llevó la victoria al son de 4-3. Aunque Chapman lanzó una entrada y un tercio, confieso que como la mayoría de los asistentes, nunca vimos bien a bien alguno de sus lanzamientos, solamente un destello de lumbre.

Los bateadores oponentes conectaron solamente para .154 al cerrador Aroldis Chapman. Es el porcentaje más bajo de este tipo en la historia del béisbol.

En el 2014 el mismo Chapman promedió 161.38 Km/h en sus lanzamientos al pentágono.

Ese mismo año Aroldis ponchó a 106 bateadores en solamente 54 innings. En la historia del béisbol, es el mejor promedio de ponches recetados (52.5 %) y 17.67 por cada nueve entradas lanzadas,  con al menos 50 innings lanzados.

En 1987, con Pete Rose como manejador, los jardineros de los “Rojos” se convirtieron en los primeros en la historia en conectar 100 cuadrangulares y robarse 100 bases (102 y 120).

Pete Rose anotó 115 carreras en la temporada de 1973 y no fue puesto out en home ni una sola vez.

A los lanzadores miembros del Salón de la Fama, Rose les conectó 490 hits, para un promedio de .303.

Pete, en su brillante carrera tuvo 1,225 juegos de más de un hit, 1,001 sin hit, con un balance de 224 juegos a su favor. Aún en los que no logró conectar hit, de alguna manera logró embasarse en 432 juegos.

En dos ocasiones Joey Votto ha tenido temporadas de 20 o más cuadrangulares y 135 o más carreras producidas, solamente Barry Bonds, Babe Ruth y Ted Williams lo han logrado, pero Votto en el 2017 logró 36 cuadrangulares y 134 producidas, en otras palabras se quedó a una producida de un tercer año de ese calibre.

En 1901 Sam Crwford lideró a las Ligas Mayores con 16 cuadrangulares, 12 de ellos fueron dentro del parque.

Esta es solamente la “punta del iceberg” en la rica historia del béisbol en Cincinnati y de los “Rojos,” quienes fueran conocidos como “La Gran Máquina Roja.”

Espero sus amables comentarios en: info@beisboldelosbarrios.com