“De Cábalas, Maldiciones y Códigos No Escritos”

“De Cábalas, Maldiciones y Códigos No Escritos”

Tras el escándalo que se suscitó recientemente en torno a la figura de Fernando Tatis Jr. y su Grand Slam en cuenta de 3-0 que hizo que muchos puristas se rasgaran las vestiduras, aprovechando la recta le echamos un vistazo a algunos de las reglas no oficiales que vienen en el famoso “librito” que no existe.

El Béisbol es un deporte donde abundan las cábalas, supersticiones, dichos, códigos y hasta las maldiciones.

Repetir el uniforme, no cambiarse los calzones o calcetas, dejarse la barba o no cortarse el pelo, raparse,  voltearse la gorra, no saludar, llegar a lo primero e irse a lo último, viajar adelante o atrás, no pisar las rayas, escuchar cierto tipo de música, comer tal alimento y otras cosas son parte de los rituales que adoptan muchos peloteros.

Reglas No Escritas

Estas reglas no oficiales se han ido haciendo costumbre a través del tiempo. Entre las más conocidas están:

-No robar bases ni tocar la bola cuando tengas mucha ventaja.

-No robar la tercera base con dos outs.

-No tocar la bola para romper un sin hit.

-En una pelea o conato todos los jugadores deben de salir al quite.

-Lo que ocurre en el clubhouse se queda en el clubhouse.

-Se puede decir que el ampayeo no estuvo bien, pero no señalar a un ampáyer.

-No hablar ni mucho menos alentar a un pitcher que está tirando sin hit ni carrera.

-No sobarse ni quejarse cuando recibes un golpe.

-Pelotazo mal intencionado, se regresa.

-No lanzar al centro en cuenta de 0-2.

-No festejar exageradamente los jonrones conectados o ponches recetados.

-Nunca pasar sobre la loma.

-No pararse en la caja de bateo cuando el pitcher calienta.

-Un lanzador que fue removido en medio de una entrada debe permanecer en el dogout hasta que el inning termine.

-No evidenciar a los compañeros cuando cometen un error.

-No ayudes al rival a realizar una jugada.

-El patrullero central manda en los jardines.

-No ensañarse con un pitcher que está tomando turno al bat.

-No pasar por enfrente del home al ir a la caja de bateo.

Cábalas

Las cábalas son incontables en él Béisbol, entre las más famosas tenemos:

-El cubano Minnie Minoso se bañaba con su camiseta interior porque esto le daba más suerte.

-Stan Musial cuando tenía juego desayunaba lo mismo: un huevo, enseguida dos hot cakes y terminaba con otro huevo en ese orden.

-Ozzie Smith entraba al infield dando marometas.

-Wade Bogs se comía un pollo entero antes de cada juego de ahí su mote del “comepollos”

-Ichiro Susuki envolvía sus bates en papel de seda.

-Craig Baggio utilizo el mismo casco en gran parte de su carrera y jamás lo lavaba.

-Nomar Garcíaparrra se tocaba los cierres de sus guanteletas antes de cada lanzamiento.

-Rickey Henderson evitaba tocar las líneas si por accidente lo hacía se regresaba y volvía a cruzar.

-Moises Alou no usaba guanteletas al batear y mojaba sus manos con su propia orina para tener mejor agarre.(Jorge Posada lo imito).

-Jason Giambi utilizaba una tanga dorada cuando entraba en malas rachas.

-Roger Clemens en su etapa con Yankees antes de cada apertura saludaba, tocaba y platicaba con la estatua de Babe Ruth en el Yankee Stadium.

-Johnny Damon cuando jugaba para Red Sox se comprometió a no rasurarse la barba hasta que le ganaran a los Yankees.

Maldiciones:

Sin dudas las maldiciones son parte de la cultura beisbolera y lo curioso es que muchas de ellas han sido superadas con el correr de los años.  Las más famosas son  “La Maldición del Bambino” hacía los Red Sox y la de “La Cabra” contra los Cachorros. Pero existen otras que aunque son menos conocidas también son interesantes como:

“La maldición del Capitan Eddie” la cual acompaño a los Gigantes en su mudanza de New York a San Francisco, “La Maldición de Ricky Colavito” cuando los Indios cambiaron a su estrella a los Tigres y no han vuelto a ganar una Serie Mundial. “La Maldición de Donnie Baseball” que involucra a Don Matingly y la sequía de Yankees en su tiempo en el equipo tanto como jugador y coach. “La Maldición de los Black Sox” por los jugadores de Medias Blancas  que se vendieron en Serie Mundial de 1920.

Los Cubanos son inigualables

Si alguien goza el Béisbol son los cubanos y a ellos se les atribuyen un sinnúmero de dichos, entre los más famosos están:

-Después del error viene el hit.

-El Doble Play es el mejor amigo del pitcher.

-Después de un gran faul viene un gran ponche.

-2-2 y 2 la cuenta que presagia el ponche o la cuenta de los patitos.

-Emergente se poncha o pega hit.

-Pitcher que empieza ponchando pierde el juego.

-Las carreras que no hagas, te las harán a ti.

-En el Béisbol nada está escrito.

Frases Inolvidables

Un personaje que ha llenado al Béisbol con sus frases es Yogi Berra, sin dudas la más celebre es: “Esto no se acaba hasta que se acaba”, pero además han existido otros “filósofos” que han dejado huella con sus comentarios tales como:

“Hay 3 cosas que pueden pasar en un juego de Béisbol: Ganar, perder o puede llover”(Casey Stangel)

“Si tienes tres strikes, ni siquiera el mejor abogado puede sacarte de este lío” (Bill Veeck).

“He llegado a la conclusión que las dos cosas más importantes en la vida son: los buenos amigos y un buen bullpen” (Bob Lemon).

“No importa cuán buen manager seas, siempre vas a perder un tercio de los juegos; no importa cuán mal manager seas, siempre vas a ganar un tercio de los juegos; es el otro tercio el que hace la diferencia. (Tom Lasorda).

“Buen pitcheo detiene al buen bateo y viceversa”. (Casey Stengel)

“El beisbol es el único terreno donde un hombre puede ser exitoso tres veces de 10 y aun así ser considerado excelente”. (Ted Williams)

“No me interesa cuanto tiempo has estado en el juego, nunca lo has visto todo”. (Bill Veeck)

“Los jugadores hacen a los managers, nunca al revés”. (Sparky Anderson)

“Tienes que recordar que tengo 73 años” (Ty Cobb, cuando le preguntaron si batearía 300 frente a los pitchers actuales)

“No soy amigo de los jugadores. Si ellos necesitan un amigo que se compren un perro”. (Whitey Herzog).

“Ellos dicen que mis estrellas toman whiskey, pero he aprendido que los que toman batidos no ganan muchos juegos”. (Casey Stengel).

Podríamos llenar páginas sobre este tema que en la actualidad muchos no comulgan con él, ya que la nueva ola de aficionados tienen otros conceptos  y estamos de acuerdo de que algunas situaciones se exageran como el caso de Tatis Jr. quién al final hasta tuvo que pedir disculpas por hacer su trabajo de manera eficiente. Lo que es una realidad, es que el Béisbol como todos los deportes ha ido evolucionado y en la última década ha sufrido una serie de cambios los cuales han atentado contra su esencia en pos de hacer los partidos más rápidos(lo exige su mayor patrocinador la TV), justos(retar decisiones con repetición instantánea) y cuidar la integridad de los peloteros(prohibir encontronazos en home y segunda base). Para las nuevas generaciones muchos de los códigos, cábalas y supersticiones pueden significar un absurdo, pero no hay que dejar de lado que sobre todo algunas de las reglas no escritas llevan como transfondo que no se pierda el honor y mantener el respeto al rival, porque no se olvide estimados compañeros, que el Béisbol desde sus inicios fue considerado un Juego de Caballeros.

Que tengan un excelente día.

Hermosillo, Sonora a 25 de agosto del 2020.

Dr. Tomas Alonso López Ríos.

Director de Solo Béisbol México.