Divierten, ilustran y se ganan a al publico tres solteronas en Tijuana

Divierten, ilustran y se ganan a al publico tres solteronas en Tijuana

Carcajadas de principio a fin en Maduras, solteras y desesperadas

Enseñan en el Cecut, Norma Lazareno, Luz María Aguilar, Raquel Pankowsky, Maribel Fernández “La Pelangocha” que para enamorarse no hay edad

Por primera vez en Tijuana actuó Pedro Prieto y dejó buen sabor de boca con actrices de gran capacidad histriónica que dan vida a Alex, Andie y María y Toña

 

Raúl García Salguero

Tijuana.- Maduras, solteras y desesperadas y muy ilusionadas con encontrar un compañero su vida, cuatro mujeres, se desenvuelven en el departamento tratando de conquistar al nuevo compañero inquilino, Adán que llegó al teatro del Centro Cultural; Tijuana para  enseñar que no hay edad para enamorarse.

De principi a fin, “Maduras, solteras y desesperadas”, muestran en el escenario su capacidad histriónica Norma Lazareno, Luz María Aguilar, Raquel Pankowsky, Maribel Fernández “La Pelangocha” y por primera vez en Tijuana actuó el galán Pedro Prieto.

Adán, el nuevo inquilino hace de la suyas en el departamento y las tres amigas, Alex, Andie y María,  clientes de su prima Toña, la rentera que en el transcurso de la puesta en escena aderezan los diálogos con la música como coincidir en la voz de Guadalupe Pineda.

Silencios, escenas a medio a media luz,  hay momentos de medio desnudos qué hacen que el público se emocione y ovaciones “”Caray Cómo se escuchan los vecinos hasta aquí comenta el actor al escucharlos fío fío” mientras muestra su físico a los asistentes.

En la obra las tres maduras y solteronas, a su estilo cada una  tienen su oportunidad de ofrecer una cena a Adán y la última lo hace incluso dejándole un esmoquin y vestida  de elegante recrea una escena romántica en la parte final de la obra

La solterona comienza por una copa y ella de manera extraordinaria termina borracha y le ofrece un baile y al son del mambo, mientras él sigue guardando el secreto de por qué con ninguna se acuesta y llega el final de carcajada

Dice Adán “recuerden que venía por poco tiempo y les dije que venía a estudiar una maestría”, que  ocultas abajo de esa gabardina le dice yba, otra grita, “ya enséñanos todo pues”.

Y viene la explicación “Ustedes saben que mi trabajo es muy importante para mí Y aunque Ustedes tres están tan hermosas” – Dios te conserve esa ceguera- replica una.

Continua Adán,  “ya saben que  yo adoro a mis 3 milenios, Mi María que es una rica maravilla,  a mi Andrea y su cuscús, a mi Alex con su mambo y mi prima. Ustedes 3 me dieron la lección más importante de mi vida y es que el amor es la fuerza más poderosa del universo”

Y nuestra única función aquí en la vida es amar y ser felices. Porque la vida No termina hasta que uno deja de respirar ni un minuto antes ni un minuto después y por eso quiero compartirles que estoy muy feliz porque por fin me aceptaron en mi maestría eclesiástica yo soy sacerdote”

O no, se escucha una exclamación y  termina en carcajadas la obra Maduras, solteras y desesperadas.